Inicio NeuroMarketing ¿Qué es el Neuromarketing?

Cada vez más, diseño gráfico y marketing emocional constituyen un binomio indisoluble que tienes que aplicar a la presentación y el desarrollo de todo tipo de tu marca.

El diseño tiene por objeto activar una comunicación visual, establecer diálogos con el público a través de imágenes y contenidos verbales que, en el ámbito comercial, sean capaces de diferenciar, interesar, seducir y crear vínculos sólidos entre ambas partes.

Pero ¿a qué se llama marketing emocional? ¿Es un concepto innovador o, simplemente, una de esas realidades de toda la vida que se reinventan al renombrarlas de otro modo y otorgarles un plus de notoriedad y actualidad?

El beneficio de la marca

Las personas somos seres de emociones. Si bien somos animales racionales, capaces de pensar y decidir con la inteligencia, lo cierto que nuestra afectividad influye en cómo percibimos las cosas, en nuestro modo de reflexionar y en nuestro comportamiento, mucho más de lo que imaginas.

Son los factores de influjo subconsciente, los que activan nuestras emociones, los que condicionan nuestras decisiones. Los especialistas de marketing, diseño y comunicación sabemos que este proceso se da en todas las personas —con mayor o menor intensidad según los casos— y que se convierte en el factor clave para escoger marcas, servicios o productos.

"Ahora, a través del diseño gráfico y el marketing emocional se estudia a los públicos para ofrecerles esos mensajes que impactan en sus corazones."

Las diferencias son emocionales. Ofrecemos respuestas afectivas diferentes en función de los estímulos que recibimos. El diseño gráfico se enfoca ahora, en mayor medida, en activar esta influencia emocionalmente positiva, cuidando aspectos como la psicología de los colores, los niveles de lectura, lo positivo de las imágenes utilizadas, los mensajes agradables, el valor de la experiencia y el conocimiento de los públicos.

Pero, ¿qué es el neuromarketing?

A medida que conocemos nuestro cerebro, conocemos, a su vez, la forma en que funcionan nuestras reacciones, lo que nos llama la atención y nuestro camino para la toma de decisiones. Las empresas buscan vender, atraer a los consumidores hacia sus productos es el fin de las misma. Para ello utilizan diferentes estrategias comerciales, entre ellas el neuromarketing.

Cuando hablamos de esta técnica, también conocida como marketing emocional, nos referimos a una tendencia al alza dentro de las diferentes formas de promocionarse de las empresas. El fin es que consigas crear un enlace emocional con el consumidor.

Cada día más, el marketing trata de incidir en los aspectos psicológicos que mueven al ser humano.

El neuromarketing estudia el cerebro durante el proceso de compra del consumidor, pero no solo eso, se centra en analizar el comportamiento de los receptores de los diferentes soportes publicitarios que utiliza la marca.

Vamos a conocer un poco cómo funciona nuestro cerebro más antiguo y el que nos ha mantenido vivos hasta hoy en día: el cerebro reptiliano. Y, sorprendentemente, auqneu mucha gente no lo sepa es el responsable de nuestras decisiones de compra.

cómo funciona el cerebro

En realidad, nuestro cerebro conserva todos los cerebros que han ido evolucionando desde nuestro origen y que se corresponden a los diferentes estados animales hasta llegar al ser racional. El neocórtex cerebral, la capa más externa, se corresponde con nuestro ser racional moderno, cerebro racional o inteligencia.

Luego, tenemos una parte más profunda, lo que se ha dado en llamar cerebro límbico o mamífero, que se sitúa en torno a la amígdala cerebral y que es la responsable de lo que llamamos inteligencia emocional. Por último, estaría el cerebro reptiliano que es el más puramente instintivo y primitivo y que solo responde a los estímulos de supervivencia básicos como alimentarse y reproducirse, huir o pelear en un sistema binario excluyente.

Está demostrado que apenas un 10 % de nuestras decisiones como seres humanos pasan por el filtro racional.Imagina una situación tan conocida como las rebajas, en la que todo el mundo se agolpa en las puertas de los grandes almacenes para ser los primeros en llegar a los mostradores y poder quedarse las mejores oportunidades.

Pero también puedes imaginar a un grupo de niños bajo una piñata de caramelos. Es en estas situaciones donde el cerebro reptiliano puede activarse y entonces se sobrepone a cualquier otro filtro emocional o racional, pasando a ser el actor único de nuestro proceder, recolectar o quedarte sin nada, tener el deseo o no tenerlo, matar o morir.

Si tocamos estos impulsos, pasaremos de una compra emocional que pasa por el filtro racional, a una compra compulsiva.

Los aspectos que vigila esta ciencia

Con esta ciencia buscamos medir unos parámetros con el fin de conocer los datos de cómo afecta una campaña a los consumidores. En este caso se trata de tres puntos clave:

– La atención: se trata de conocer si al consumidor le atrapa tu soporte publicitario, si le genera la suficiente atención como para fijarse y centrarse en él.

– La emoción: es la parte donde el consumidor se siente identificado, llegando a él a través del anuncio le transmitimos una imagen de confianza en la marca.

– La memoria: que guarde el producto, que se acuerde para que finalmente se cumpla el objetivo, la compra.

Midiendo estos tres parámetros podemos calcular el efecto que ha tenido la campaña publicitaria en el público objetivo. Así se pueden corregir los errores que se hayan podido cometer.

tipos de Neuromarketing

No siempre se aplica de la misma manera. El proceso responde a las necesidades generadas para dar una respuesta concreta que consiga aumentar tus ventas. Existen tres métodos principales:

– Visual: es el que entra por los ojos. Un buen ejemplo es el del 9,99 €, en la percepción del consumidor no es igual que 10. Se trata de un valor mucho menor que el simple céntimo que se refleja en el precio.

 Auditivo: está basado en la música. La que se oye dentro de un local que incentiva a la compra o esa melodía que oíste en la tele y no te puedes quitar de la cabeza. El objetivo es transmitir emociones que se conviertan en compras.

– Kinestésico: es el que percibimos por los otros tres sentidos. Sin duda, uno de los más comunes es el del olor. Los supermercados cuentan con un característico olor a pan o las tiendas intentan que te sientas relajado con un olor particular.

Pero no todo se queda en los sentidos. Los carritos grandes generan una sensación que provoca la necesidad de llenarlos o la iluminación te obliga a fijarte en un objeto en concreto. Todo ello son técnicas del neuromarketing.

La mirada es la clave

En publicidad la clave son los ojos. Las personas nos fijamos en una mirada antes que otra cosa. Por eso los publicistas lo saben muy bien, utilizan unas técnicas de “mirada al producto” y juegan con la psicología del consumidor atrayéndole hacia su objetivo.

Un ejemplo claro son estos dos anuncios, donde se ve claramente el efecto de la mirada depende a dónde mire el sujeto, si mira de frente la atención se centra en la cara del niño, pero si mira al producto conseguimos que las miradas se deplazen.

utiliza la barra para desplazar y ver el ejemplo

Técnicas en diseño gráfico

Si estás pensando en un nuevo logotipo o algo similar para tu empresa, utilizar el neuromarketing es una gran idea. Este permite analizar la atención que el consumidor le va a prestar al mismo. Si pensamos un diseño que atraiga y genere algún tipo de emoción, te permitirá conectar con el consumidor y desarrollar una relación de confianza en tu marca. Si quieres más información acerca de cómo utilizamos la comunicación gráfica haz click aquí.

Más allá de los datos y las estadísticas, los estudios han de dar respuestas a las preguntas que se hace el cliente. Ceres es una empresa de Neuromarketing y investigación sociológica y de mercados que se centra en comprometer a aportar información clave para la toma de decisiones.

Investigación sociológica y de mercados

Cada vez más, diseño gráfico y marketing emocional constituyen un binomio indisoluble que tienes que aplicar a la presentación y el desarrollo de todo tipo de tu marca.

El diseño tiene por objeto activar una comunicación visual, establecer diálogos con el público a través de imágenes y contenidos verbales que, en el ámbito comercial, sean capaces de diferenciar, interesar, seducir y crear vínculos sólidos entre ambas partes.

Pero ¿a qué se llama marketing emocional? ¿Es un concepto innovador o, simplemente, una de esas realidades de toda la vida que se reinventan al renombrarlas de otro modo y otorgarles un plus de notoriedad y actualidad?

El beneficio de la marca

Las personas somos seres de emociones. Si bien somos animales racionales, capaces de pensar y decidir con la inteligencia, lo cierto que nuestra afectividad influye en cómo percibimos las cosas, en nuestro modo de reflexionar y en nuestro comportamiento, mucho más de lo que imaginas.

Son los factores de influjo subconsciente, los que activan nuestras emociones, los que condicionan nuestras decisiones. Los especialistas de marketing, diseño y comunicación sabemos que este proceso se da en todas las personas —con mayor o menor intensidad según los casos— y que se convierte en el factor clave para escoger marcas, servicios o productos.

"Ahora, a través del diseño gráfico y el marketing emocional se estudia a los públicos para ofrecerles esos mensajes que impactan en sus corazones."

Las diferencias son emocionales. Ofrecemos respuestas afectivas diferentes en función de los estímulos que recibimos. El diseño gráfico se enfoca ahora, en mayor medida, en activar esta influencia emocionalmente positiva, cuidando aspectos como la psicología de los colores, los niveles de lectura, lo positivo de las imágenes utilizadas, los mensajes agradables, el valor de la experiencia y el conocimiento de los públicos.

Pero, ¿qué es el neuromarketing?

A medida que conocemos nuestro cerebro, conocemos, a su vez, la forma en que funcionan nuestras reacciones, lo que nos llama la atención y nuestro camino para la toma de decisiones. Las empresas buscan vender, atraer a los consumidores hacia sus productos es el fin de las misma. Para ello utilizan diferentes estrategias comerciales, entre ellas el neuromarketing.

Cuando hablamos de esta técnica, también conocida como marketing emocional, nos referimos a una tendencia al alza dentro de las diferentes formas de promocionarse de las empresas. El fin es que consigas crear un enlace emocional con el consumidor.

Cada día más, el marketing trata de incidir en los aspectos psicológicos que mueven al ser humano.

El neuromarketing estudia el cerebro durante el proceso de compra del consumidor, pero no solo eso, se centra en analizar el comportamiento de los receptores de los diferentes soportes publicitarios que utiliza la marca.

Vamos a conocer un poco cómo funciona nuestro cerebro más antiguo y el que nos ha mantenido vivos hasta hoy en día: el cerebro reptiliano. Y, sorprendentemente, auqneu mucha gente no lo sepa es el responsable de nuestras decisiones de compra.

cómo funciona el cerebro

En realidad, nuestro cerebro conserva todos los cerebros que han ido evolucionando desde nuestro origen y que se corresponden a los diferentes estados animales hasta llegar al ser racional. El neocórtex cerebral, la capa más externa, se corresponde con nuestro ser racional moderno, cerebro racional o inteligencia.

Luego, tenemos una parte más profunda, lo que se ha dado en llamar cerebro límbico o mamífero, que se sitúa en torno a la amígdala cerebral y que es la responsable de lo que llamamos inteligencia emocional. Por último, estaría el cerebro reptiliano que es el más puramente instintivo y primitivo y que solo responde a los estímulos de supervivencia básicos como alimentarse y reproducirse, huir o pelear en un sistema binario excluyente.

Está demostrado que apenas un 10 % de nuestras decisiones como seres humanos pasan por el filtro racional.Imagina una situación tan conocida como las rebajas, en la que todo el mundo se agolpa en las puertas de los grandes almacenes para ser los primeros en llegar a los mostradores y poder quedarse las mejores oportunidades.

Pero también puedes imaginar a un grupo de niños bajo una piñata de caramelos. Es en estas situaciones donde el cerebro reptiliano puede activarse y entonces se sobrepone a cualquier otro filtro emocional o racional, pasando a ser el actor único de nuestro proceder, recolectar o quedarte sin nada, tener el deseo o no tenerlo, matar o morir.

Si tocamos estos impulsos, pasaremos de una compra emocional que pasa por el filtro racional, a una compra compulsiva.

Los aspectos que vigila esta ciencia

Con esta ciencia buscamos medir unos parámetros con el fin de conocer los datos de cómo afecta una campaña a los consumidores. En este caso se trata de tres puntos clave:

– La atención: se trata de conocer si al consumidor le atrapa tu soporte publicitario, si le genera la suficiente atención como para fijarse y centrarse en él.

– La emoción: es la parte donde el consumidor se siente identificado, llegando a él a través del anuncio le transmitimos una imagen de confianza en la marca.

– La memoria: que guarde el producto, que se acuerde para que finalmente se cumpla el objetivo, la compra.

Midiendo estos tres parámetros podemos calcular el efecto que ha tenido la campaña publicitaria en el público objetivo. Así se pueden corregir los errores que se hayan podido cometer.

tipos de Neuromarketing

No siempre se aplica de la misma manera. El proceso responde a las necesidades generadas para dar una respuesta concreta que consiga aumentar tus ventas. Existen tres métodos principales:

– Visual: es el que entra por los ojos. Un buen ejemplo es el del 9,99 €, en la percepción del consumidor no es igual que 10. Se trata de un valor mucho menor que el simple céntimo que se refleja en el precio.

 Auditivo: está basado en la música. La que se oye dentro de un local que incentiva a la compra o esa melodía que oíste en la tele y no te puedes quitar de la cabeza. El objetivo es transmitir emociones que se conviertan en compras.

– Kinestésico: es el que percibimos por los otros tres sentidos. Sin duda, uno de los más comunes es el del olor. Los supermercados cuentan con un característico olor a pan o las tiendas intentan que te sientas relajado con un olor particular.

Pero no todo se queda en los sentidos. Los carritos grandes generan una sensación que provoca la necesidad de llenarlos o la iluminación te obliga a fijarte en un objeto en concreto. Todo ello son técnicas del neuromarketing.

La mirada es la clave

En publicidad la clave son los ojos. Las personas nos fijamos en una mirada antes que otra cosa. Por eso los publicistas lo saben muy bien, utilizan unas técnicas de “mirada al producto” y juegan con la psicología del consumidor atrayéndole hacia su objetivo.

Un ejemplo claro son estos dos anuncios, donde se ve claramente el efecto de la mirada depende a dónde mire el sujeto, si mira de frente la atención se centra en la cara del niño, pero si mira al producto conseguimos que las miradas se deplazen.

utiliza la barra para desplazar y ver el ejemplo

Técnicas en diseño gráfico

Si estás pensando en un nuevo logotipo o algo similar para tu empresa, utilizar el neuromarketing es una gran idea. Este permite analizar la atención que el consumidor le va a prestar al mismo. Si pensamos un diseño que atraiga y genere algún tipo de emoción, te permitirá conectar con el consumidor y desarrollar una relación de confianza en tu marca. Si quieres más información acerca de cómo utilizamos la comunicación gráfica haz click aquí.

Más allá de los datos y las estadísticas, los estudios han de dar respuestas a las preguntas que se hace el cliente. Ceres es una empresa de Neuromarketing y investigación sociológica y de mercados que se centra en comprometer a aportar información clave para la toma de decisiones.

Investigación sociológica y de mercados

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe los contenidos en tu email.


¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter yrecibe los contenidos en tu email.


Notícias relacionadas

chica nuevo consumidor

¿Cómo mejorar las ventas y entender al consumidor actual?

El consumidor ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Si quieres mejorar tus ventas debes…

¿Porqué debes empezar a vender por Internet?

El mundo empresarial está cada vez más competido. Las empresas deben estar presentes allá donde se…

Mejora tu imagen corporativa en Internet

Toda empresa debe cuidar su imagen corporativa. Una buena imagen logrará importantes beneficios en…

Últimos trabajos

Limpiezas Barmanet

Proyecto de comunicación completo en el que se diseñó una nueva identidad para la marca Barmanet…

Griffith Foods

Griffith Foods es una compañia internacional de alimentación. Desde el principio confió en el…

Reformas Pérez

Proyecto de Comunicación gráfica para una empresa de reformas y restauraciones de Reus. Estudio de…

Notícias relacionadas

chica nuevo consumidor

¿Cómo mejorar las ventas y entender al consumidor actual?

El consumidor ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Si quieres mejorar tus ventas debes…

¿Porqué debes empezar a vender por Internet?

El mundo empresarial está cada vez más competido. Las empresas deben estar presentes allá donde se…

Mejora tu imagen corporativa en Internet

Toda empresa debe cuidar su imagen corporativa. Una buena imagen logrará importantes beneficios en…

Últimos trabajos

Limpiezas Barmanet

Proyecto de comunicación completo en el que se diseñó una nueva identidad para la marca Barmanet…

Griffith Foods

Griffith Foods es una compañia internacional de alimentación. Desde el principio confió en el…

Reformas Pérez

Proyecto de Comunicación gráfica para una empresa de reformas y restauraciones de Reus. Estudio de…

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Contáctanos

SOLICITA TU CONSULTA GRATIS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Contáctanos

SOLICITA TU CONSULTA GRATIS
Compartir en :
¿Quieres estar informado sobre las tendencias de Diseño gráfico y Marketing?
¡No te envio Spam! Sólo los artículos del Blog. Puedes leer mi Política de privacidad.